12 de maig de 2014

“EL AGUA FANGOSA SI NO SE REMUEVE SE VUELVE CLARA” Lao Tzu (Fundador del Taoísmo).



El agua, uno de los cuatro elementos, simboliza los sentimientos y las emociones.

Cuando los sentimientos o emociones son turbios, negativos, preocupantes, todo nuestro ser se altera y nos crea malestar.

El ahondar en lo negativo hace que esa alteración se haga mayor y aumente nuestro desasosiego.

Nada mejor que dejar la mente en blanco, respirar hondo y hacer un rato de meditación, escuchar música relajante, contemplar la naturaleza. Hacer cualquier actividad que nos aplaque los ánimos y nos de buenas vibraciones.

Al desconectar del foco del problema y enfocarnos en actividades positivas y relajantes, nuestro estado de ánimo se calma y llega a disminuir incluso a desaparecer el malestar.

Focalizar nuestra atención en otra dirección y calmar nuestro ánimo es la mejor medicina contra la alteración de ánimo.

Lida

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada