7 de novembre de 2016

TOTO IV



Momento culminante de TOTO, año 82, no volverían a hacer nada mejor, o que estuviera al mismo nivel, aunque todos sus discos son muy disfrutable, al menos los siete primeros; con el batería Jeff Porcaro vivo. Los discos posteriores a la muerte de este no los he escuchado. Además era uno de los pilares del grupo desde su fundación, con los otros dos pilares. El guitarrista y vocalista ocasional Steve Lukater, y el teclista David Paich, incluso se podría incluir al vocalista Bobby Kimball “el abuelo”; lo llamaban así porque era como diez años mayor que el resto de la banda en sus inicios”. ¿y por qué no? Siempre se puede incluir al resto de la banda inicial: Steve Porcaro, hermano de Jeff: teclado y voz, y David Hungate: bajo y guitarra, y todos los demás músicos que pasaron por el grupo. Aunque yo me quedaría con los tres pilares comentados desde el principio.

Con el nombre del grupo “TOTO” se ha especulado mucho, incluso se llegó a decir que Toto era el perrito de Dorothy en la gran película “El mago de Oz”, pero parece ser, que cuando estaban grabando el primer disco en las cintas alguien ponía TOTO para diferenciarlas de las de otros músicos, y el grupo decidió quedarse con ese nombre.

“Como grupo” a finales de los setenta estos extraordinarios músicos de sesión que se habían reunido, decían: “somos los mejores músicos, solo nos falta un poco de inspiración para componer”, “y la verdad es que la encontraron”, aunque la inspiración sin trabajo y esfuerzo no sirve para nada. Y eso ellos pienso yo, que lo tenían muy claro.

Se ha dicho de ellos que eran AOR (Adult Oriented Rock) o Soft Rock, etiquetas estas muy despreciadas hoy día. Coincidentes en el tiempo con la revolución del Punk que barrió del mapa a los dinosaurios del rock, o al menos a muchos. “pero esta historia está ya más que contada”.

Esto trajo el post-punk, “tema también ya contado”, movimiento musical, intelectual, y se le puede calificar de muchas maneras, pero es de los más importantes de la historia de la música popular: finales setenta principios ochenta. Para mí junto a los años que van del sesenta y cinco al setenta y cinco (hippismo en general, rock progresivo, hard rock, principalmente).

Pues bien había gente, músicos, que no siguieron por este sendero, y querían otro tipo de música más abierta y esencial, y así surgió el AOR; que era rock, pero más masivo, tal vez grandilocuente “herencia del sinfónico y similares”, pero muy imaginativo y con músicos virtuosos. Claro que debía haber cosas muy buenas, para mi gusto personal, y otras que no lo eran tanto. No voy a enunciar a una serie de grupos, pero hay páginas sobre este tema y similares en internet.

Hablando ya del grupo y su disco, TOTO IV está en la cúspide. ¿Qué por qué ha sido tan despreciado este estilo de música? Pues la respuesta se puede intuir con lo dicho antes: el post punk tiraba hacia la intelectualidad y el AOR hacia la comercialidad y demás… Y de ahí viene todo: hay mucho crítico musical que está ahí, al cabo de la calle, que son “los más inteligentes”,” los más enterados” y hasta los más “puristas” si me apuran y perdón por el cinismo, “pero es que a veces va bien”. Y los hemos sufrido de treinta y cinco o cuarenta años hasta la actualidad. Del post punk como consecuencia natural iba el indie rock de la mano” aunque este último ha existido desde siempre evolucionando con los años. 

Pero bueno esto podría servir como para ponerlo en un nuevo artículo. Regresando, a mucha gente no les gustaba todo ese rollo, y conectaba más con esta otra música más accesible sin comerse la cabeza y veían en TOTO mucho de lo que mucha gente buscaba; accesibilidad grandes músicos y mucha calidad se mire como se mire, y sobre todo, mucha falta de pretensiones “intelectuales” Y sobre todo este tema en el que hemos entrado: “y para acabar con lo de los dos bandos enfrentados”, hay guerra de guerrillas entre revistas y publicaciones que se adhieren a estos o a los otros hasta hoy día, todo esto está más que sabido y comentado también.

TOTO eran como un chorro de luz, y el llamado TOTO IV su estrella más refulgente; sus músicos con multitud de colaboraciones como por ejemplo el Thriller de Michael Jackson donde tuvieron gran relevancia, y que así mismo este trabajo les influyó a ellos “volvió la pelota a su tejado. Y el batería Jeff Porcaro fue el batería del On Every Street de los Dire Straits de Mark Knopfler; esa batería que sonaba tan bien y de unas formas tan perfectas, era la suya. Esto fue en el año noventa y uno, poco después este gran músico murió de una forma un tanto ridícula como triste a su vez: estaba tratando químicamente su jardín y murió de una reacción alérgica.

Pasaré a describir un poco el disco, que de eso trata en un principio este artículo, aunque siempre hay que enmarcarlo con una serie de datos generales, los que se crean más adecuados a cada artículo de los míos: “pseudo-periodísticos”.

Hay que decir que el disco contiene diez temas de calidad sin interrupción, aunque otra gente le pude ver pequeñas subidas o bajadas de nivel. El problema entonces de TOTO IV son las dos canciones: Rosanna que lo inicia y Africa que lo cierra, que precisamente con el Hold The Line del primer disco, son las tres canciones punteras en la trayectoria del grupo. Rosanna es un hit, una canción simple y llanamente comercial pero perfecta en las intenciones y resultados, y dedicado a una mujer, como en otros temas de este grupo norteamericano. Digamos que lo tiene todo. No se me ocurre mucho más que decir sobre el tema que sea adecuado y apropiado; así que del principio vayamos directamente al final, con Africa: una canción que es tranquila, ambiental pero muy poderosa y parte de la culpa o el mérito lo tiene el original ritmo del batería, que pienso que no es complicado, incluso se podría poner en un ejercicio de clases de percusión y batería: pero es que Porcaro inició y finalizó el tema en solitario y con este ritmo, mientras en el desarrollo del tema ¡todo es tan bonito!.

Después de estos dos temas tan brillantes “pasan muchas cosas “y TOTO se desgrana con otros ocho temas de gran calidad, donde otras banda no tan brillantes hubiesen podido meter material de relleno. El mérito de este disco es que mantiene el nivel y a cotas muy altas y no pierde unidad “como en tanta otros grandes trabajos”. Y por ejemplo para poner una diferencia: cuando muchos escuchantes de otros discos, escuchan el tema inicial, ya estarían deseando llegar al final del disco, eso sí, si no dan un salto y solo escuchan inicio y final. Mientras que en el TOTO IV que para mí es tan brillante que casi podría ser casi aberrante de alguna manera el saltarse el grueso del material.

Esta vez como en algunos otros artículos no voy a describir tema a tema “sería fastidioso o un poco pesado”. Creo que he explicado suficiente de este apartado, espero que a los oyentes les guste todo entero. Por destacar: Y won´t hold you back, que me parece una balada maravillosa.

TOTO en su momento de gloria y de mayor éxito comercial, allá entre el ochenta y dos y ochenta y tres, excepcionales músicos, sonido ochentero pero que no resta calidad, un disco muy, muy americano, eso se nota ya desde el principio, con mucha influencia jazzística de la época, también soul ; música negra en general que se combina con la calidad excepcional de los músicos, el rock que producían, muy suave si se quiere entrar o comparar con otros músicos de género. Y también pop blanco y negro (el negro podría ser sencillamente música soul). Todo ello mezclado, o bien construido, y como todas las obras de la imaginación, hijos de un tiempo y un lugar con rabiosos toques de genio y auténtico talento, cimas inalcanzables en puntos álgidos de muchas canciones y que ahí han quedado en la historia de la música popular.

Para mí este disco es un tesoro, por muchas batallitas que se monten, y por muy estúpidos que sean muchos “enteradillos” “aunque ya lo haya dicho antes”, que lo desprecian, y que también se les puede dejar con sus críticas de una imbecilidad supina y a hacer como si no existieran, ellos o sus medios. “esta opinión es para mi gusto particular y totalmente personal”.

Así que disfrutemos de este disco magnífico, emocionante y poderoso, disfrutemos “al menos los que podamos” “o los que seamos capaces de hacerlo”.


E.              

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada