17 de novembre de 2014

BLAS DE LEZO


Voy a hablar de un héroe olvidado, semidesconocido para nosotros los españoles, y más todavía para el resto del mundo.

Blas de Lezo fue un almirante y militar español, vasco para más señas, del siglo XVIII que con pocos medios desbarató los planes de Gran Bretaña que con una inmensa flota pretendía saquear, sino destruir el imperio español en América en una de las constantes guerras de España y los ingleses.

Blas de Lezo nació en Pasajes (Guipúzcoa) en 1689 y participó en muchas batallas y expediciones y fue uno de los mejores estrategas de la historia de la Armada española, y su nombre era temido en todos los mares. Hay que decir que desde muy joven y como consecuencia de su actividad militar y constantes batallas, le llevó a perder un ojo, un brazo y una pierna en estas.

El hecho que nos ocupa fue la llamada: Batalla de Cartagena de Indias o Guerra de la Oreja de Jenkins; y fue más o menos como sigue: Jenkins un militar británico estaba pirateando por las costas de Florida, como solían los ingleses, por todos los territorios de sus naciones rivales o sus colonias, habiendo una guerra por medio o sin haberla. Cuando fue capturado por el capitán español Juan de León Fandiño, que como castigo antes de liberar a Jenkins, le amputó una oreja y dándosela le dijo: Vete y dile a tu rey que le pasará lo mismo si se atreve a reincidir.

Walpole primer ministro británico, mediante una serie de acontecimientos políticos en la parlamentaria Inglaterra se vio obligado, o aprovechó la situación para declarar la guerra a España, era el año 1739. En realidad era una excusa para arrebatar a España sus principales colonias y el control del Atlántico. Entonces como ahora ya había servicios de inteligencia y España los tenía en la corte londinense y en el cuartel general del almirante Vernon, lo que les ayudó a predecir, en parte, las intenciones de los ingleses, y estaban más o menos al tanto de su estrategia.

El virrey español confiaba que el almirante Torres llegaría a tiempo desde La Habana donde esperaba a los ingleses y por eso no llegó a Cartagena de Indias; donde si estaba Blas de Lezo teniente general de la Armada. La ciudad no se rindió, y este tuvo que organizar la defensa de la ciudad.

La escuadra británica constaba de 195 naves con 32000 soldados y 3000 piezas de artillería, mientras que para la defensa de Cartagena de Indias Blas de Lezo contaba con 6 naves y 3600 soldados.

Fue la segunda flota de la historia; mayor que la Armada Invencible y solo superada por la que realizó el desembarco de Normandía, imaginó que todo esto en proporción.

En el sitio de Cartagena de Indias Blas de Lezo hundió estratégicamente las 6 naves de que disponía para dificultar las maniobras de los británicos, después eso sí de haber quitado las piezas de artillería del las naves y situarlas en los fuertes o castillos para la defensa de la ciudad.

El fracaso de los ingleses fue tan estrepitoso en el transcurso de la batalla, que tuvieron que levantar el sitio después de perder 50 naves. Cosa curiosa fue que creyendo que tenía la victoria, Vernon mandó mensajeros a Inglaterra anunciando la victoria, con lo que llegaron a acuñarse monedas como conmemoración; la verdad llegó semanas después. Así el rey Jorge II y los historiadores ingleses decidieron obviar todo el asunto, como sí la batalla nunca hubiera existido, por lo que quedó oculta para la historia.

El almirante Vernon fue expulsado de la marina en 1746 y a su muerte en 1757 se le enterró en la Abadía de Westminster como un héroe.

Blas de Lezo murió por las heridas recibidas en la batalla 5 meses después de esta. Nadie sabe donde fue enterrado, solo se sabe que fue en una fosa común. Como con otros grandes hombres: España le olvidó.

Todos los niños han oído hablar sobre la Armada Invencible, por ejemplo, pero nadie de Blas de Lezo y el episodio que nos ocupa. Y como la historia la escriben los vencedores o los que tienen el poder en un momento dado; la historia la escribieron los ingleses, nosotros solo la traducimos; Y a este hombre si hubiera sido anglosajón le habrían dedicado muchos libros y películas “ para que decir más”.

Gracias a él España dominó el Atlántico 60 años más y pudo conservar el comercio y las colonias.

En 2005 los ingleses celebraron el 200 anivesario de la batalla de Trafalgar e invitaron a las armadas de todo el mundo en la conmemoración, que enviaron naves de guerra en representación.

Y España para tocar la moral y el orgullo de los ingleses, “por no decir para tocar las narices”: envió un portaaviones y la fragata “ Blas de Lezo”. 

E.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada