29 de setembre de 2014

“TODOS LOS PRINCIPIOS DEL CIELO Y LA TIERRA VIVEN EN TU INTERIOR”. Morihei Ueshiba (1883-1969). Fundador del arte marcial Aikido.


Es el principio del microcosmos y macrocosmos. El exterior es un reflejo de tu interior. Un átomo es un símil del sistema solar.

Las estrellas, el sol, la luna están en nuestro interior.

Las estrellas como luz que ilumina la oscuridad, guían a los navegantes. Serían aquella luz interior que nos marca un camino cuando hay ofuscación para poder salir de ella.

La luna, que representa la imaginación, la memoria, la sensibilidad, los sentimientos , reflejo de capacidades y cualidades de las personas.

El sol como fuente de energía y positividad sería la energía vital que nos mueve, la creatividad. Y como órgano representativo el corazón como centro del amor y los sentimientos.

La naturaleza, como fuente de energía de la madre tierra que nos da arraigo a la realidad, estabilidad y paz.

Nunca has probado a sentarte al pie de un árbol y sentirte como el árbol: notar la sabia que corre por tus venas, la paz que está en tu corazón, la energía mental pausada y sobre todo la tranquilidad del árbol. Y sentir que el árbol eres tú.

Así lo puedes hacer con muchos elementos: probar a sentirte como ellos y verás que el exterior es un reflejo de tu interior.

Lida

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada