21 de juliol de 2014

EL NUEVO MUNDO: DE TERRENCE MALICK



Dieron esta película hace unas semanas en la tele en uno de esos canales temáticos de cine, pero no la ví entera, y es una lástima porque no me acordaba bien de ella, de cuando la estrenaron en el cine hace años.

El director Terrence Malick es un hombre que no se prodiga mucho, y de vez en cuando, (pueden pasar muchos años), deja alguna película, con lo que su cinematografía no es nada extensa, no creo siquiera que llegue a diez películas casi seguro, rodadas en treinta o cuarenta años.

La única película suya que tengo es “La delgada línea roja”, que no tiene mucho que ver con “El nuevo mundo” en cuanto a argumento, incluso a género se podría decir, pero sí trasfondo, filosofía o como se le quiera llamar.

El nuevo mundo es una película lenta lo que la hace incomprendida, y que a mucha gente no le guste mucho lo que hace este director, pero a mi sí personalmente.

“Parece una película lenta” pero esta llena de contenido en cada escena; miradas de los personajes, planos llenos de significado y emociones, sobretodo emociones, aunque contenidas la mayoría de las veces.

La película trata de la llegada de los primeros colonos ingleses a principios del siglo XVII a la costa este norteamericana “el famoso John Smith”, y su toma de contacto, con la naturaleza nueva y los indios, “aunque también los indios con aquellos seres que parecían llegados de otro planeta”.

La historia no hace falta que la cuente mucho, ya está más que explicada, incluso hubo una película muy almibarada de Disney que la trataba.

Y trata precisamente de la historia de amor del tal John Smith con la princesa india Pocahontas, a la que casualmente no se pronuncia su nombre en toda la película; cosa que creo es un recurso muy inteligente por parte del director para lo que quiere expresar, ya en este aspecto en particular, y aunque no lo comprenda del todo bien, si que es parte del todo que viene a representar la película.

Aparte de la naturaleza y el choque de culturas, lo más importante es la relación de los dos personajes, del amor, de la cobardía y también de la hipocresía y de la fuerza del cariño que va más allá del enamoramiento que hace al final a Pocahontas tomar una decisión trascendental.

La película tiene un final agridulce pero bonito y esperanzador. No se si en las otras versiones de esta historia trata todos estos temas entre demasiado azúcar, o si hay otras películas que expliquen lo que he dicho de la relación, lo cierto es que actualizada o en un sentido más moderno al de otras épocas y con el código de significados que utiliza Terrence Malick hacen de esta película un encanto y que despierta emociones, dejando un profundo poso en el que ha asistido al visionado.

Por mi parte solo decir que me dan ganas de ver más películas de Malick “las pocas que haya realizado”, más antiguas u alguna más moderna, y que esta es una de esas películas que hace amar el cine, al menos es mi percepción y sentimiento.

El protagonista es Colin Farrell y la actriz india me parece que era peruana no estadounidense, de una gran belleza y que solo tenía diecisiete o diecinueve años al rodar la película, también aparece creo, y también bastante joven Christian Bale o al menos pienso que es él.

No desvelaré más datos de la película, para mí es una de esas películas únicas y sin querer reiterarme, hacen amar el séptimo arte.

E.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada