20 de gener de 2014

REMEDIO PARA LA DUDA Y LA INDECISION 3: GENTIAN (Genciana).


Hablamos de DESANIMO, cuando ves más grande el obstáculo que el camino.
Persona pesimista que no suele ver el lado positivo. Actitud que genera negatividad. Es el escéptico que no quiere probar nada.
Para aquellos que se desalientan fácilmente. Pueden progresar satisfactoriamente en la enfermedad o en los negocios de su vida cotidiana y luego ante el menor retraso u obstáculo en su camino dudan y se desaniman pronto.
Cuando falta optimismo, coraje, confianza, ánimo.
Para gente que sufrió golpes en la vida de los cuales aún no se han podido recuperar, como la muerte de un familiar, la pérdida del trabajo etc. Es decir, para depresión por causa conocida (de tipo reactivo).
Para personas tristes, pesimistas, que si no obtienen buenos resultados en lo que hacen enseguida piensan que no valen nada.
Personas escépticas, dudosas, quejosas, que se desaniman fácilmente.
En convalecencias y recaídas de enfermedades crónicas.
Personas con desaliento, abatimiento, desánimo.
Personas que después de algún fracaso inicial dudan de su capacidad por ejemplo en episodios de impotencia sexual.

La flor armoniza y hace que las personas piensen que no hay fracaso si uno ha hecho el máximo posible, cualquiera que sea el resultado de la tarea. Saben que no hay obstáculo demasiado grande cuando se tiene la convicción de que puede ser cumplido.
Los puntos sobresalientes al tomar la flor son la seguridad, el valor, la fe y la confianza. Fe en el sentido de la vida, en un Orden Superior, en cierto principio de la vida, en una filosofía, etc.
Son personas que ven la luz en la oscuridad y trasladan esta sensación a otros. Sienten que no hay fracaso si hicieron lo mejor que pudieron. También ven en los obstáculos una oportunidad para aprender.

LIDA

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada